En esta ocasión los invito a descubrir los objetos de la vida cotidiana.

Mediante la serie de pinturas de Van Gogh que les envío, quisiera que observen y se dejen llevar por el interés que pudo haber tenido el pintor al retratar un mismo objeto en diferentes ocasiones.

Esta vez, vamos a dejarnos llevar por los objetos que nos acompañan en nuestro día a día; aquellos que nos permiten y ayudan a realizar las tareas que nos competen.

Un par de zapatos, como bien se dijo, puede ser la ventana a un mundo interior y personal. Puede también ser la ventana que nos permita conectar con otros más lejanos.

Observen sus propios objetos de uso diario y aquellos que conservan aun porque los transporta a un recuerdo o una vivencia.

Anímense a fotografiarlos, a retratarlos con lápiz o color.

En caso de que no cuenten con materiales, hablen acerca de ese objeto: ¿Por qué lo tienen? ¿Cómo llego a ustedes? ¿Qué importancia tiene para ustedes? 

Compartan un rato de reflexión, el objeto es una excusa para interrogar acerca de nuestro mundo compartido.

Abrazo para todos y todas!

CENTRO DE DÍA

Para solicitar mayor información, complete el siguiente formulario con su consulta: